Nota: este es un blog personal sobre el carril bici que une Tres Cantos con Madrid y Colmenar Viejo.
Si llegaste aquí buscando un mapa de ciclabilidad de Tres Cantos, esto te puede interesar (realizado por la agrupación Enbicipor3cantos)

viernes, 29 de marzo de 2013

El carril bici de la calle Mayor (Madrid)

Por fin encontré una oportunidad para visitar en persona el nuevo carril bici de la calle Mayor. Ya ha habido otros ciclistas que han hablado sobre el tema. Análisis interesantes son los siguientes:

1) 11 motivos a favor del eje ciclista Mayor-Alcalá (ecomovilidad.net)
2) Abierto el carril-bici de la calle Mayor (En bici por madrid)

Por mi parte haré énfasis en lo que más me ha llamado la atención:

1) Un carril bici de verdad, ¡En Madrid! Lo que se venía haciendo hasta ahora en Madrid eran aceras bici, que eran incorrectamente llamadas carriles bici (probablemente no por ignorancia, sino como estrategia de márquetin de nuestros ayuntamientos).

Personalmente aborrezco las aceras bici, porque no convienen ni a ciclistas ni a peatones. Las aceras bici legitiman el uso de la acera (el único refugio del peatón en la ciudad, incluyendo entre peatones a niños pequeños y ancianos) por parte de ciclistas, desincentivando el uso de la calzada (que es el lugar natural de una bicicleta), poniendo en peligro a los ciclistas que cruzan por pasos de peatones en lugares donde los conductores de coches no les ven venir (en teoría deberían bajarse en cada cruce, empujar la bici con la mano, y volver a montarse después, pero ¿de verdad hay alguien que haga eso?), y generando conflictos (que si un perro se cruza con la correa por el carril bici, que si ahora un ciclista pasa delante de un portal llevándose por delante a una abuelilla...). En los países europeos con tradición de bicicleta no veo aceras bici, sino carriles bici, y creo que deberíamos tomar ejemplo de ellos.

Hay quien piensa que los conflictos de las aceras bici son porque no estamos acostumbrados, y que irán reduciéndose con el tiempo, pero los mismos conflictos se observan en aceras bici donde la bici es mucho más habitual, y por otro lado, se ha demostrado que los peatones cada vez usan más las aceras bici para pasear (un tema que merece una entrada aparte).



En esta foto se ve como los ciclistas no entran en conflicto con los peatones, por estar cada uno en su hábitat natural (pincha para agrander)

2) Pero es mejorable. Aunque el carril bici y la ciclocalle están muy bien, todavía quedan ideas residuales de que las bicis tienen algo que ver con la acera. Por ejemplo, con buena intención, se han realizado aparcabicis, pero se han colocado en la acera. Sin embargo las motos tienen su aparcamiento en la calzada (como se ve en la foto que hay un poco más abajo). También llama la atención la diferencia de plazas de aparcamiento (dos aros que dan para cuatro bicis, mientras que a la derecha hay espacio para por lo menos ocho motos). En el lado positivo, decir que los aparcabicis son de calidad, y las bicis se aparcan cómodamente (no como los "romperruedas" que se ven aún en muchos lugares).



Bicis aparcadas en la acera, motos en la calzada ¿?¿?

3) Y para terminar una foto homenaje dedicada al bordillo: ese elemento urbano que señala el lugar en el que termina la acera y empieza la calzada. El elemento que separa el lugar donde se puede pasear tranquilamente con los niños del lugar por el que circular con un vehículo (sea el que sea). Ojalá las aceras bici de Tres Cantos tuvieran el bordillo del mismo lado (para no tener que llamarlas aceras bici).


El bordillo (esta vez, con el carril bici del lado correcto)

¿Y vosotros? ¿Ya lo habéis usado? ¿Qué opinión os merece?

domingo, 24 de marzo de 2013

Por fin, una 10K a 7 min/mi

Hoy he conseguido superar un reto detrás del cual llevaba casi cinco años. Ha sido en la VIII Carrera Popular del Retiro.

Vayamos por partes: año 2008, Dublín. Frente a su ordenador, en el barrio de Cabra, un corredor novato que se acaba de abrir una cuenta en 43things.com escribe algunas cosas que le gustaría conseguir algún día. Primero escribe que quiere correr un medio maratón (algo que consiguió ese mismo año, aunque en ese momento no lo tenía tan claro). A continuación escribe que quiere correr una 10K a ritmo de 7 minutos por milla (lo de "por milla" es porque todo se pega y en Irlanda, aunque oficialmente se usan kilómetros, el personal piensa en millas). La lluvia irlandesa golpea los cristales de la ventana, pero no son impedimento para que en menos de media hora nuestro personaje se ponga las zapatillas de correr y salga a echar algunos kilómetros al ritmo de Queen. Mientras corre se queda echando cuentas. «7 minutos por milla son... 43:30»

Fast forward

Año 2012, Parque del Retiro, Madrid. El sol anuncia el inicio de la primavera, y aunque estamos en España, no hace tanto calor como esperarían muchos guiris. Tras muchas carreras, viajes, y un cambio radical de vida, ese mismo corredor (ya no tan novato, aunque disfrutando tanto como el primer día), una vez más, consigue pasar la línea de meta en una carrera. Pero esta vez hay una diferencia. Para su cronómetro. Esta vez marca 43:23.



Parece que tras cinco años, he conseguido correr diez kilómetros a 7 minutos por milla. Los famosos 7 minutos por milla que han estado en mi cabeza estos cinco años. Ya cuando conseguí correr la media de Getafe de este año a 1:35 la cosa olía a que los 43:30 iban a caer.

Y la verdad es que, aparte de las ganas y los entrenamientos habituales, la fundamental diferencia ha sido que he bajado mucho de peso. Ahora estoy a 300 gramos del peso que quiero tener: 70 kg. Y eso que el año pasado por estas fechas estaba a más de 80 kg, y en noviembre a 78. ¿Cómo conseguí bajar de peso? Os lo cuento en otra entrada ;)


La carrera, nada fácil: tiene muchas bajadas, pero como todo lo que baja sube, también tiene algunas cuestas durillas, como la del Ángel Caído, en el Retiro (aun así, conseguí hacer ese km en menos de 5 minutos; para vosotros, que sois unos máquinas, eso no es ná, pero yo estoy muy contento).

Os pongo un par de fotos del ambientillo al final de la carrera, para vuestro deleite.


sábado, 16 de marzo de 2013

El casco obligatorio me hace sentir inseguro

Casi siempre llevo el casco para ir a trabajar en bici. Pero si me obligaran a ello me sentiría menos seguro.

Me explico.

Últimamente hay un debate encarnizado. Resulta que el nuevo Reglamento de Circulación, que dice querer cosas muy buenas para el ciclismo urbano, tiene bellezas como la siguiente

«Artículo 179. Otras normas.
1. Los ciclistas, y en su caso los ocupantes, estarán obligados a utilizar cascos de protección homologados o certificados según la legislación vigente [...]»


Y curiosamente, la obligatoriedad afecta negativamente incluso a quien ya solía llevar el casco (como yo, que incluso lo recomiendo).


Si se aprueba, España pasaría de morado a rojo... ¿por qué tenemos que dar siempre la nota en Europa? Curiosamente los países de Europa donde es más seguro ir en bici están de color verde. [Fuente: wikipedia]

¿Quieres sentirte seguro en bici? Desde mi punto de vista hay tres puntos importantes:

  1. Usa el casco: te vendrá bien si te caes y te das contra un bordillo. O si el viento tira un árbol y se te planta delante (a mí me pasó)
  2. Pide que no sea obligatorio (aquí, por ejemplo): si se impone, el número de ciclistas se reduce (en algunos países a más de la mitad), con lo que la seguridad ciclista española retrocedería a la de los años noventa, cuando sólo había cuatro gatos.
  3. Aprende que la seguridad es algo más que llevar un casco: el casco no te servirá de nada si tienes un accidente contra un coche (en 2010, más de la mitad de las víctimas en accidentes de bici con coches llevaban casco y no les sirvió de nada). Aunque el casco te puede quitar algún susto, lo que de verdad te ayudará a diario son otras cosas. Como otros ciclistas ya han hablado sobre el tema, me limito a hacer un breve resumen:
    1. aprende a circular por la ciudad con naturalidad,
    2. señaliza bien,
    3. usa un retrovisor (mi preferido es el que se pone en el casco),
    4. lleva siempre luces por la noche,
    5. no te arrimes demasiado a la derecha (las puertas de los coches aparcados se pueden abrir sin previo aviso),
    6. evita las aceras (no sólo para dejar tranquilos a los peatones, sino también porque cruzar desde la acera es peligroso, ya que los coches no te ven venir; los detalles aquí)

Y ya puestos, si al final obligan a los ciclistas a llevar casco, que obliguen también a los conductores (como pide ConBici). No, no es ninguna tontería, de hecho, tiene más sentido: en 2010, la mayoría de las lesiones craneales tras un accidente las tuvieron personas que no iban ni en moto, ni en bici, ni a pie (o sea, en coche o en bus). No es por capricho que los conductores de rallies van con casco. Más seguridad, ¿no?

Relacionado: No al chaleco reflectante obligatorio para peatones.

domingo, 10 de marzo de 2013

Fotos de la XXXIII Media Maratón de la Ciudad Universitaria

Esta mañana corrí mi séptima media, la media universitaria, que se corre cada año en la Complutense por estas fechas. Hice un tiempo bastante decente para mí, pero de eso ya hablaré en otra entrada, que hoy ando liado. Lo que quería era dejaros las fotos que hizo mi amigo D, que no corrió, pero que vino a vernos, y que muy amablemente ha donado a «Por el carril bici desde Tres Cantos» para deleite de todos nosotros.

(Pinchad en la presentación si queréis ver el álbum directamente).


Si os gustan, nos hará mucha ilusión que dejéis algún comentario para saber qué se cuenta al otro lado del blog.

sábado, 9 de marzo de 2013

Pedaleantes por el mundo (III) - Panamá

Continuando en diferido el viaje que hizo mi amigo Oli por las Américas (que podéis ver íntegramente en silencioseviaja.com), hoy quiero compartir con vosotros uno de esos momentos en los que sus ojos fueron los de Por el carril bici desde Tres Cantos.

Aquí podéis apreciar este carril bici (o, hablando con más propiedad, acera bici, por lo menos por lo que se aprecia en la imagen) en uno de sus tramos por Ciudad de Panamá.


La ciclovía (nombre que recibe allí esta infraestructura, y que nos confirma el cartel de la foto) recorre todo el paseo marítimo (conocido como el "Corredor").

Al parecer la ciclovía adolece de los mismos problemas que las vías similares hechas en España (problemas sufridos especialmente en la zona urbana de Tres Cantos): los peatones circulan impune y alegremente por la acera bici, como se puede apreciar en la propia foto. Si bien el problema posiblemente no sea tanto de los rebeldes peatones, sino de una infraestructura que invade el espacio dedicado a pasear y relajarse (algo que por suerte está cambiando en España, a juzgar por lo que se dice del carril bici de la calle Arenal Mayor [editado: perdón por el despiste, la calle Arenal no tiene carril bici] de Madrid, y que todavía no he tenido tiempo de visitar en persona).

Pero en Panamá parece que se añade un elemento: por la ciclovía del malecón también transitan... ¡policías en quads! (por lo visto no tienen tantas ganas de darle al pedal como los dublineses, debe de ser que van sobrados de gasolina).