Nota: este es un blog personal sobre el carril bici que une Tres Cantos con Madrid y Colmenar Viejo.
Si llegaste aquí buscando un mapa de ciclabilidad de Tres Cantos, esto te puede interesar (realizado por la agrupación Enbicipor3cantos)

jueves, 8 de octubre de 2009

Corriendo a la luz de la Luna llena

Esta semana ha sido realmente dura. Varias noches de dormir casi nada y de pasarme horas frente al ordenador programando y descubriendo las razones por las que había que volver a pasar todos los datos una vez más. Es lo que tiene el preparar la tesina para el máster de biofísica. Pero lo que realmente me gusta es que lo que hago le vaya a servir a más gente más adelante. Ahora me paso yo horas y horas frente al ordenador, pero mi esperanza es que por cada hora mía frente al ordenador, otro se ahorre las que sean.

Con la tontería de salir del laboratorio pasada la medianoche estoy disfrutando de carreras muy chulas. Resulta que estos días ha sido Luna llena y eso, unido al fresquito de las primeras noches de otoño y el correteo de los jabalíes, me está viniendo muy bien para relajarme de tanto trabajo. Hay gente que dice que correr cansa, pero a mí me deja como nuevo.

Los jabalíes esta vez me los encontré en pleno carril. Uno de ellos de hecho estaba rebuscando en la parada del autobús. Quizá esperaba 701 para ir a Plaza Castilla, no sé. Me pregunto si tendrán un abono de transportes especial. Lo que sí es cierto es que son muy asustadizos. Pobres. Uno de ellos (que encontré solo en el carril en el tramo que hay después del Foxá y después del túnel que va hacia el norte de Tres Cantos) huyó despavorido hasta ir al centro de una rotonda. Desde donde yo estaba hubo un momento en que parecía una especie de versión cochina del toro de Osborne.

Pero no sólo cuando vuelvo a casa corro por la noche, ¡también cuando salgo! Ahora que los días son más cortos me estoy dando el lujo de ver el amanecer desde el carril bici.

He aquí una muestra: este es el principio de mi carrera matutina, en la entrada del norte (como es habitual)



Y este es unos 48 minutos después, a mi llegada a la entrada norte de la Universidad Autónoma:



Es una pena que mi cámara, una Sony baratita pero funcional, no es capaz de tomar buena nota de los muchos colores bonitos que había en este amanecer.



PD: Hablando de la Luna... creo que el señor este de aquí arriba que va vestido de astronauta se ha despistado y por alguna razón ha acabado en este blog desde otro planeta. A mí no me preguntéis que yo no sé nada.

4 comentarios:

Risco dijo...

Tienes más moral que el Alcoyano.
Me encontré a los cerdos el Martes pasado a las diez.
Pensaba que era el último en pasar.

Andele dijo...

De noche lo paso mal alguna vez que se me hace tarde, no tengo la bici preparada. Ahora con los días cortos no me puedo quedar dormido.

Sigo corriendo dentro de mis posibilidades, genial esto de correr. Las zapatillas se notan.

Oli dijo...

¡Gracias por prestarme tu telescopio!

Ah, y no me parece que tu cámara sea mala. La imagen con el sol entre las nubes es preciosa... y la de noche se perciben todos los matices...

Y llévate una jabalina para cazar jabalíes y haces un gran asado tipo Obélix... ¡CHOMP, CHOMP!


OLI I7O

Eynar Oxartum dijo...

Risco, a los gorrinos esos les estamos amargando las noches belloteras. Pero no veas cómo corren los tíos, no los pillo ni en bici.

Andele, para ir por la noche sólo necesitas una luz delantera blanca/amarilla y una trasera roja. Son bastante económicas. Y les pongo pilas recargables. Me las llevo siempre, aunque piense volver de día, porque nunca se sabe. Total, con lo que pesan las herramientas, unas lucecitas de na' ni se notan.

Oli, de nada :) la cámara no es mala, teniendo en cuenta que costó menos de 200 euros. Pero con otras cámaras se saca mucho más partido de los colores. De todos modos, estoy contento con ella porque está justo en la intersección de las tres líneas marcadas por el precio, la calidad mínima y el tamaño (para podérmela llevar a tooodas partes).

Y lo del asado de jabalí, creo que incluso si dejara de ser vegetariano no lo haría: si la madre nota que le falta un jabato por mi culpa seguro que me pincha las ruedas de la bici cada vez que me vea, deja deja...