Nota: este es un blog personal sobre el carril bici que une Tres Cantos con Madrid y Colmenar Viejo.
Si llegaste aquí buscando un mapa de ciclabilidad de Tres Cantos, esto te puede interesar (realizado por la agrupación Enbicipor3cantos)

sábado, 3 de abril de 2010

Perros del carril bici (y iii)

Me comentaba Oli que seguro que dejo lo mejor para el final. Y efectivamente así es, porque aquí llega, en exclusiva desde las cercanías de Colmenar Viejo, la tía buena del carril bici... ¡en bolas! Bueno, quizá aquello de «lo mejor para el final» sea principalmente para Rex, el Dálmata y el Amigo del Dálmata. A nosotros no nos hará tanta ilusión, porque somos de la especie equivocada.



Como ya se dijo
- No me comprendes, ¡Soy un humano!
- Nadie es perfecto...


¿Cómo estoy tan seguro de que es una mastina? Bueno, aparte de su tamaño, y de que se ve, hay un truco para saber si un perro es un mastín o no. Si nos fijamos en los pulgares de las patas de atrás (creo que técnicamente se llaman espolones), los mastines tienen dos en cada pata. Creo que se trata de un gen recesivo, porque si un perro es sólo medio mastín (como el de mi madre), ya no tienen esta característica.

Tomemos a nuestra estrella como ejemplo. Aquí la tenemos posando ante las cámaras:



Agrandando la foto para su pata posterior izquierda, se observan bastante bien los dos pulgares:



Por lo que tiene que ser mastina de padre y madre. Con tanta nobleza en su sangre, no sería de extrañar que entre sus antepasados se encontrasen ejemplares de la realeza como este:



pero no se lo tiene muy creído. Se centra mucho en su trabajo, y es muy improbable que veamos a la mastina en la prensa rosa tonteando con Rex o el Dálmata.

----
Para terminar con esta serie de perros del carril bici, he de decir que en la casa que hay entre el carril bici y la M-607, la que hay poco antes de las encinas de la mitad del camino (viniendo desde Tres Cantos), hay un cartel de esos de «cuidado con el perro». Pero en más de un año que llevo pasando por allí nunca he visto a ningún perro, así que lamentablemente el censo de chuchos se queda en cuatro hasta que haya alguna novedad.

2 comentarios:

Oli dijo...

¡Guau! ¡Guau!

¡Qué entrada más currada! ¡El nivel sigue subiendo! Jamás me había fijado en los pulgares de un mastín (o mastina).

A mí me encantan los labradores, que son muy dóciles, por aquello de "perro labrador, poco mordedor".


OLI I7O

Eynar Oxartum dijo...

Algún día que te vengas de paseo más allá de Tres Cantos le hacemos una visita ;)