Nota: este es un blog personal sobre el carril bici que une Tres Cantos con Madrid y Colmenar Viejo.
Si llegaste aquí buscando un mapa de ciclabilidad de Tres Cantos, esto te puede interesar (realizado por la agrupación Enbicipor3cantos)

lunes, 9 de febrero de 2009

Prueba superada

¡Lo conseguí!

Este es el resumen, que también se puede leer (por ahora) en la columna de la derecha:

Parte uno:

1) 5 de enero, U3K, <50 min
2) 8 de enero, 3KU, ~49:28
3) 14 de enero, 3KU, 41.33
4) 16 de enero, 3KU, 47:48.73
5) 18 de enero, 3KU, 48:03.24
6) 18 de enero, U3K, 50:12.07
7) 20 de enero, 3KU, 48:02.63
8) 24 de enero, 3KU, ~48
9) 24 de enero, U3K, ~50
10) 27 de enero, 3KU, 47:32.28
11) 28 de enero, 3KU, 48:25:78
12) 29 de enero, 3KU, 47:45.91
13) 4 de febrero, 3KU, 47:35.97
14) 5 de febrero, 3KU, 47:11.59
15) 8 de febrero, U3K, 45:52.20

Parte dos:

* XIII vuelta pedestre de Tres Cantos, en 74:53


Nunca habría imaginado que el reto de la quinqueta (véase aquí, y la entrada anterior) lo iba a conseguir una hora antes de que se terminara el plazo. No olvidemos que una quinqueta se compone de 35 días.

Pues bien, aproximadamente a esa hora, las 23:00 del 8 de febrero, hacía mi decimoquinta carrera entre Tres Cantos y la Universidad. En estas cinco semanas he corrido en un montón de situaciones diferentes: con nieve, con lluvia, con el suelo congelado, con el pelo congelado, en la noche, al amanecer. Un día me acompañaron en mi recorrido más de cien ciclistas, otros días me crucé con más de diez corredores (ya les he visto varias veces; aún no sé quiénes son, pero mi teoría es que son militares de El Goloso). A veces, para recuperar carreras, he tenido que hacer una ida y vuelta (un dos por uno, vaya).

Debido a la fatalidad que menciono en la entrada anterior, pensé que no iba a correr esta última carrera, ya que he estado muy ocupado estos días. Pero acompañé a M al aeropuerto, para el vuelo de las 20:10, de manera que podía coger el 827 en el Terminal 4 de Barajas a las 19:55 para que me dejara en la rotonda que hay a la entrada de la UAM, con la idea de ir al laboratorio, calzarme los zapatos de correr (que los había dejado ahí), y completar el reto.

Otra parte del reto consistía en correr 15 km por Tres Cantos en una carrera popular de la que me informó la marquesina del autobús. Lo conseguí hacer en menos de 75 minutos. La historia completa está aquí.

Me lo he pasado muy bien con este pequeño reto. Me ha venido muy bien para motivarme a ir al trabajo corriendo. Y pienso seguir así mientras viva donde vivo y trabaje donde trabajo.

Todavía no he organizado la próxima quinqueta, pero reservaré uno de los diez objetivos a mis carreritas por el carril bici.

No hay comentarios: