Nota: este es un blog personal sobre el carril bici que une Tres Cantos con Madrid y Colmenar Viejo.
Si llegaste aquí buscando un mapa de ciclabilidad de Tres Cantos, esto te puede interesar (realizado por la agrupación Enbicipor3cantos)

domingo, 25 de noviembre de 2012

Cómo entrar a Madrid en bici por el norte

Si vivís en Tres Cantos o Colmenar Viejo, o si vais mucho a la Universidad Autónoma, es muy probable que os tiente pensar en ir algún día a Madrid en bici. Pero hay tres cosas que os pueden echar para atrás, y que en realidad se arreglan con información:

Mito número 1: «buf, es que ir a Madrid en bici debe de llevar mucho tiempo». Bueno, esto sólo es cierto si vais a Aluche o a Vallecas. Pero si vais a, por ejemplo, de la Universidad Autónoma a Fuencarral, os sorprenderá saber que se llega en un cuarto de hora (el autobús a veces tarda 20 minutos en pasar). O que Plaza Castilla está a 50 minutos de Tres Cantos (yendo tranquilos). En autobús o en tren a veces tardaréis más, sobre todo porque 1) a la bici no hay que esperarla, 2) no sufre atascos, y 3) con la bici vais hasta la puerta de vuestro destino, con el bus vais sólo hasta la parada y luego a andar.

Mito número 2: «Con el frío/calor/lluvia... es que no apetece nada la bici». Dice un proverbio que quien de verdad quiere algo encuentra razones, mientras que quien en el fondo no quiere... encuentra excusas. Así que si en realidad no queréis, no os comáis la cabeza, hay muchas alternativas a la bici. Pero si hay algo que os dice que debe de ser interesante, os recomiendo que veáis este vídeo de ciclistas en Copenhague, donde un contador de bicis ya va por más de tres mil, y las condiciones son mucho más duras que en Madrid. Yo como mejor arreglo esto es llevando ropa en la mochila (para cambiarme en el destino) y aprendiendo a abrigarme: el cuerpo necesita menos abrigo (porque con el ejercicio nos calentamos y el abrigo nos haría sudar), al tiempo que las manos y el cuello necesitan más (así que menos chaqueta y más guantes y bufandas).

Mito número 3: «Ya, muy bonito, pero con la M40, la M30 y todo el follón, a saber cómo se mete uno en Madrid». Esto se arregla leyendo lo que queda esta entrada, donde trataré de explicar el truco para entrar a Madrid (bueno, hay varios, claro, pero este es el más socorrido).

Supongamos que ya vais por el carril bici de la M607. Lo primero es que no os despiste la bifurcación que hay frente al Colegio de San Fernando, poco antes de la Academia de Policía. Ahí va una foto (mirando desde el norte hacia el sur):


(como siempre, pinchad en las fotos para agrandar)

Si cruzáis al otro lado de la carretera iréis hacia El Pardo, pero lo que os interesa es ir a Madrid, así que quedaros en el carril de la izquierda. Como es más estrecho, tendréis que tener más cuidado con los ciclistas que vengan en dirección contraria (sobre todo a la altura del túnel para bicis que hay más adelante, ahí yo siempre le doy al timbre para que se sepa que voy).

Un ratito después llegaréis al Puente Blanco. Otra foto:


Avanzando un poquito:


Cruzando el puente se puede ir a Montecarmelo y enlazar con el Anillo Verde Ciclista. Si esto es lo que queréis, adelante. Sin embargo, si vais a Plaza Castilla (o a la mayoría de sitios de Madrid), el Anillo Verde os sirve de muy poco, y el desvío a Montecarmelo os añadirá 1300 metros de recorrido (yo sólo lo recomiendo si vais con niños). Tampoco os conviene si queréis coger el Anillo Verde en dirección horaria (es decir, hacia el este), ya que por el puente iríais hacia atrás.

Si queréis ir a Plaza Castilla, Fuencarral, Madrid centro, o coger el Anillo Verde en sentido horario, lo ideal es seguir hacia adelante como 20 o 30 metros, donde veréis esto:


Llegados aquí, OJO, no sigáis por el carril bici. Lo repito, no sigáis por el carril bici. No está señalizado (qué vergüenza para el Ayuntamiento), pero si lo hacéis veréis que acabáis en la M607, sin separación con los coches, y además en dirección contraria. No mola.

Como veis, en la foto se ve un hueco en la valla a la izquierda. Os metéis por ahí. Hay un camino de unos 40 metros que parece de tierra porque está muy mal cuidado, pero en realidad es de cemento. Enseguida veréis en enlace de la carretera de Fuencarral, para meteros sólo tenéis que ir a la derecha, por el arcén, y luego callejeando hasta Madrid. No hay carril bici, pero se hace bien. Además muchas veces me pasa que los coches van mucho más lentos que yo por el atasco XD.

Ojo, según os incorporáis a la carretera pasaréis por un pequeño túnel. A veces hay ciclistas yendo en dirección contraria por el arcén (son los que quieren coger el carril bici de la M607 desde Fuencarral). En general, lo que se hace es dejarles que ellos vayan más arrimados a la pared, es lo más seguro (y si luego regresáis por el mismo camino, lo agradeceréis).

Por si sirve, he hecho un pequeño mapa indicativo:


Aquí, la línea roja indica la ruta que acabo de explicar (carril bici + desvío por camino de cemento a la izquierda + túnel + carretera de Fuencarral + Calle de Nuestra Señora de Valverde). La línea amarilla es el desvío cruzando el Puente Blanco y recorriendo Montecarmelo.

Si aun así no os queda claro, siempre os queda la opción de esperar un rato (cinco minutos si no son horarios raros) en el Puente Blanco y seguir o preguntar a algún ciclista. Muchos hacen el recorrido a menudo y estarán encantados de echar una mano.

2 comentarios:

Xabre Go dijo...

Hola! Solo quería contarte que trabajo en Tres Cantos y vivo por Nuevos Ministerios. De momento solo 3 veces he vuelto a casa en bici, y la sensación ha sido buena. http://www.endomondo.com/workouts/92835808

Normalmente, sin embargo, combino mi bici plegable con tren o bus. A ver si me animo más a menudo a la pedalada! La verdad es que combinando tren y bici tardo una hora, aproximadamente lo mismo que solo en bici.

Santi dijo...

Rebuscando por internet encontré tu blog, y gracias a este post y a ti he redescubierto la 607 en bicicleta.
Eso si, no sé si sería capaz de ir todos los dias ida y vuelta a Madrid.
Un saludo!