Nota: este es un blog personal sobre el carril bici que une Tres Cantos con Madrid y Colmenar Viejo.
Si llegaste aquí buscando un mapa de ciclabilidad de Tres Cantos, esto te puede interesar (realizado por la agrupación Enbicipor3cantos)

miércoles, 8 de julio de 2009

Carril bici ¿para corredores o para ciclistas?

¿Cómo son los usuarios del carril bici de Madrid a Colmenar Viejo? ¿Son verdes y con antenas? ¿Por qué no van en coche o en bus, como todo hijo de vecino? ¿Qué se les ha perdido sobre el asfalto pintado de color granate? ¿Por qué no quieren gozar de las comodidades de la vida moderna que les ofrecen los cuatro carriles que hay a pocos metros de distancia? Pero... ¿¿de qué van??

Sí. Ha llegado la hora de contestar estas y a otras preguntas.

Tras haber estado corriendo y pedaleando medio año por el carril bici, creo que me hago una cierta idea del perfil de sus usuarios.

Una primera clasificación sería diferenciar entre corredores y ciclistas. En principio un carril bici, al menos por su nombre, tiene más pinta de ser usado principalmente por ciclistas.

Y es cierto. Pero sólo cuando hace buen tiempo.

Veamos todo esto con más detalle:

1) Ciclistas

Momentos de mayor afluencia:

Durante el verano hay muchos ciclistas que usan el carril bici. Aunque no me he puesto a contar, la mayoría usan bicicleta de carretera, no llevan mochila y van vestidos como los ciclistas de la tele (por lo que presumo que van en bici por deporte). A los ciclistas que encajan con este perfil a menudo los veo pedaleando en grupo (supongo que porque se apuntan a clubes deportivos). Por lo general van con cara de velocidad y parece que van más concentrados que un empollón de los que se sientan en primera fila durante una clase de ecuaciones en derivadas parciales. Suelen ser buena gente y algunos cuando me ven corriendo me dedican palabras de ánimo que son más que bienvenidas.

Una minoría, aunque representativa, viste de calle, lleva alguna mochila o alforjas con sus cosas y usan una amplia gama de bicicletas (de carretera, de montaña, de paseo...). Los que se incluyen en este grupo supongo que van a trabajar o a la universidad, pero sin preguntar es difícil saber. Estos ciclistas suelen ser ciclistas «solitarios», y no los suelo ver en grupo. A menudo se les ve con cara de ca**rse en todo lo que se menea, como el que dice «a ver si llego ya de una p**a vez». Pero ahí están día tras día. Algunas caras me suenan, y deben de ser asiduos (como por ejemplo un señor con bigote). También son buena gente: por ejemplo, el día que murió Platero uno me preguntó pasando que si estaba todo bien. Yo dije que sí (claro, no iba a preguntarle que si tiene un cuadro de repuesto...), y aunque en realidad no estaba todo bien, fue un detalle amable por su parte preguntar.

Hasta la fecha no he visto nadie con bicicletas reclinadas, lo cual no quiere decir que esporádicamente no pase alguno.

La inmensa mayoría de ciclistas usan el carril bici de día. Calculo, a ojo, que cada hora diurna hay unos 50-100 ciclistas que pasan por El Goloso.

Momentos de menor afluencia:

Durante el invierno y los días de mal tiempo hay muy pocos ciclistas (de ambos grupos). Quizá pase por El Goloso uno o dos por hora (los que me solía cruzar en invierno cuando iba o venía de la universidad).

En todo este tiempo, no recuerdo haber visto ningún ciclista después de las 23h (sí, hay veces que termino tarde en el laboratorio y me marcho pasada la media noche... por eso lo sé). Alguno he visto después de las 21h, y hubiera agradecido que llevara luces.

2) Corredores

Los corredores son menos si hacemos la media anual. Suelo ver uno o dos por hora, grosso modo. Pero, a diferencia de los ciclistas, suelen utilizar el carril bici de forma más o menos constante a lo largo del año. Es decir, veo uno o dos por hora, pero esta cifra se mantiene ya sea invierno o verano, tanto si hace sol como si caen chuzos de punta. Parece ser que la adicción a correr es más fuerte que la adicción a pedalear.

Por lo general no veo a muchos corredores nocturnos, pero tengo la impresión de haber visto a más corredores que ciclistas a partir de las 21h.

Normalmente cuando veo corredores suelen ir en solitario (como yo). De vez en cuando (rara vez) por parejas. Pero hay una excepción notable: en invierno, a eso de las ocho e la mañana, se ven a menudo corredores en grupos de diez o doce. A juzgar por el tanque que llevan dibujado en el dorso de la ropa, son militares de El Goloso, que salen a correr. No sé si por placer o por obligación, pero ahí suelen estar. Les he visto tanto a la altura de Tres Cantos como a la entrada de la UAM. En verano no me los he cruzado, aunque también es cierto que últimamente no salgo tan pronto como antes.

Por lo tanto, durante el verano el carril bici es usado por una inmensa mayoría de ciclistas, mientras que en invierno hay una ligera mayoría de corredores.

3) Paseantes

Hay un cierto número de paseantes que me cruzo de vez en cuando. No todos los días, pero sí todas las semanas (como mínimo). En este cálculo no incluyo los numerosos paseantes que van de las instalaciones militares de El Goloso a la estación de cercanías de igual nombre. Normalmente les veo en la parte del carril bici que bordea Tres Cantos, aunque no es raro verlos entre Tres Cantos y El Goloso. Alguno ya me suena de haberlo visto varias veces. Donde sí que no suelo ver paseantes es entre las instalaciones militares y la UAM (es decir, el tramo de carril bici que hay en medio de la carretera de Colmenar).

Los paseantes que suelo ver son hombres de cuarenta o cincuenta años para arriba, aunque alguna vez he visto alguna mujer (también con 'taitantos).

En principio, como ya conté, el carril bici de Madrid a Colmenar Viejo constituye parte del camino de Santiago desde Madrid. Por lo tanto es de esperar que algún paseante sea un peregrino en sus primeros pasos hacia Galicia. Aunque yo esperaría ver a esta gente con mochila, y no recuerdo haber visto a mucho paseante con equipaje. Pero algún peregrino hay seguro, eso sí.

4) Currantes

Sí, de vez en cuando se ven a currantes por el carril bici. Suele haber una furgoneta cerca (ya sea en la carretera o sobre el propio carril) y suelen llevar chalecos reflectantes a más no poder. Esta mañana, por ejemplo, he visto a unos cinco empleados de mantenimiento a la altura de la Gran Cuesta (hacia el km 5.20 SRTC). Estaban recogiendo botellitas de plástico y demás guarradas que algunos indeseables tiran desde la ventanilla de sus coches y que se acumulan ahí (hay que decir que no todos los indeseables son conductores, también he visto cámaras de aire de bicicleta tiradas a los lados del carril, cuando se podían haber guardado perfectamente hasta encontrar una papelera). Es la primera vez que veo que se limpia el carril bici desde que empecé a usarlo, pero ha sido una grata sorpresa ver que el Ayuntamiento presta atención a estos detalles.

Otras veces están arreglando cables o postes de la luz. También vi una vez a algunos pintando el carril bici enfrente del Hotel Foxá (ahora está mucho más bonito) y poniendo cemento en la conexión con el puente que viene de la estación de cercanías de Tres Cantos (antes era un tramo de tierra batida).

5) Otros

Creo haber descrito ya prácticamente todos los usuarios de la especie Homo sapiens que transitan por el carril bici. Sin embargo, cómo no, siempre se me escapa alguno. Por ejemplo, en la categoría «otros» incluiría un patinador que vi una vez poco después del puente rojo del sur de Tres Cantos (viniendo desde Tres Cantos). Iba acompañado por un amigo que iba corriendo, y ya estaba anocheciendo.

Conclusiones

Nunca he visto a ningún hombrecillo verde con antenas por el carril bici. Todos aparentan ser gente normal (aunque las apariencias engañan, porque uno se puede encontrar a gentuza como el autor de este blog, y aparecer luego en internés).

... Por lo cual intentaré mandar desde aquí un mensaje a la inmensa mayoría que se desplaza por la motorizada carretera en lugar de por el carril bici: en muchos casos (en todos no, ya lo sé, pero en muchos sí) es perfectamente posible ir por el carril bici a vuestro destino a Alcobendas, Tres Cantos, la UAM o el norte de Madrid. Sólo hay que acostumbrarse. Y es estupendo ver lo diferente que pueden ser las cosas a otro ritmo y fijarse en los gordolobos, en los hitos del camino de Santiago y en los jabalíes que siempre han estado allí aunque no se vieran a noventa por hora.

9 comentarios:

Andele dijo...

Deberías hacer otra clasificación entre afluencia entre fin de semana y resto de días.

En fin de semana de sábado a domingo la variedad es más rica. Hay de todo, como las grandes masas de ciclistas escapados del tour. Los mtb con su mochila a cuestas a la moda. Los ocasionales de fin de semana que se dan una vuelta (algunos deberían revisar la altura del sillín, con sólo verlos me duelen la rodilla). Las familias con los niños. Corredores, a los que admiro. Patinadores, más de uno con ese ritmo que me hipnotiza derecha-izquierda, izquierda-derecha. Dentro de este grupo tenemos a los de velocidad, mezcla y algún grupo de adolescentes fardando de patines de agresivo (no se mueven del sitio con esas rueditas).

Lo más peculiar fue ver una bicicleta de las que el ciclista va tumbado. Otra pareja con un perro suelto, que ya les vale con la de parques que hay.

En la parte de Montercarmelo tienes más variedad en fin de semana. Excelente pista dos direcciones y una para paseantes. Me he encontrado casi de todo. El grupo que pasea por el carril ocupando todo como si fuera una acera (cuando hay exposiciones en el centro cultural cerca de la carretera de Colmenar Viejo), uno reparando la bicicleta ocupando los dos carriles (dada la vuelta). En Berlín si te metías, por descuido, por uno de los carriles bici que tienen tenías que tener muuucho cuidado, en Madrid se es más digamos permisivos y quizás el uso es más deportivo sobre todo al ser entre municipios en el caso que comentas.

Menos mal que la limpian de vez en cuando. Como curiosidades he visto una llanta totalmente torcida colgada de una señal, hace una semana. Una cámara de bicicleta de carretera. Y un pack de unos 64 yogures tirados y sin abrir de aspecto dudoso.

Yo el uso que le doy es para desplazarme entre Madrid y Tres Cantos. Los autobuses tricantinos son terribles sobre todo en domingo y tardo menos y en la revisiones médicas puedo poner que hago ejercicio moderado (totalmente recomendable). Además de poder hacer ejercicio en una pista que no tienen una gran dificultad y me ahorro bastante tiempo comparado con el autobús Madrid-Tres Cantos (sumando esperas y desplazamiento hasta Plaza Castilla para cogerlo).

Adoro este carril bici aunque sea mejorable en varios tramos y tenga diversos problemas como en las entradas a los túneles que no ves quien viene y tienes que dar un silbido o una voz de aviso de tu presencia.

Un saludo.

Eynar Oxartum dijo...

Los fines de semana no lo uso mucho, ya que el uso principal que le doy es para ir al trabajo y los fines de semana suelo salir de Madrid. Pero con tu comentario ya hemos cubierto el hueco ;o) gracias.

El de la bicicleta que va tumbado es lo que comentaba de la bicicleta reclinada. Yo no había visto ninguna en Madrid, pero, por lo que dices, alguno sí que hay.

Creo que lo de los yogures yo también los vi. Pero por mis cálculos no eran 64 sino unos 400 (unos 40x10). Era toda una ristra, ahí tirada, al sol. Imagino que se habría caído de algún camión, pero raro sí que es.

Pasear por un carril bici en Berlín es comparable a cruzar un semáforo en rojo en Madrid: no lo hagas, pero si lo haces, por lo menos ves con los ojos bien abiertos y no te quejes si te pitan.

La llanta colgada de la señal ¿es la que estaba junto a la UAM?

Y lo del perro suelto es una barbaridad. Por una cosa de ese estilo un amigo tuvo un accidente en un carril bici de Valencia y se rompió el codo. Casi le tienen que poner una prótesis, y desde entonces no ha cogido la bici. Para más inri, la dueña del perro se dio a la fuga y le tuvieron que atender otros ciclistas. Así que cuidado, porque los perros no son ninguna tontería. Mejor desacelerar e ir despacito.

Andele dijo...

Hola de nuevo.

¡¡¡Si que eran muuuuchos yogures!!!, como hay fábrica en Ttres Cantos quizás procedan de allí. ¿Podrían tener premio como antiguamente en la tapa?

Si es esa llanta, echa un ocho. La cámara perdura.

El perro sólo le ví una vez, justo a la altura de Montecarmelo donde el puente que hace de pasarela entre la de Colmenar y Mentecarmelo. Lo siento por tú amigo.

Otra cosa que recuerdo es un coche aparcado en el carril bici, en Montecarmelo.

Los buenos ratos en bicicleta por el carril son mejores que los malos (viento y lluvia incluidos).

Poco a poco nos acostumbraremos a esta rareza de carriles bici.

Un saludo.

Eynar Oxartum dijo...

Qué interesante hablar con más gente que conoce tan bien el carril bici.

Por el carril de Madrid a Colmenar sólo vi un perro una vez (cerca del puente verde), el dueño corría con él, pero lo tenía bien cogido con una correa corta y no me pareció peligroso. En esas condiciones no me parece mal.

Totalmente de acuerdo con que los buenos ratos son mejores que los malos.

Risco dijo...

Como usuario habitual, además de noche y fines de semana puedo decir que he visto tres veces una bici reclinada a la altura de tres cantos pero ya hace más de un año.
El censo de jabalies es de cuatro en tres cantos.
Una cerda (con perdón) y tres cerditos(ya no tanto).
A la altura de la gasolinera de BP si que he visto un macho grande.

Natividad dijo...

Hola Eynar, gracias por lo que has contado. Esta semana me mudo a Tres Cantos y tenía la interrogante ¿podré usar el carril bici para correr, sin incomodar a los ciclistas?.
A menudo corro por la pista que hay en Parque Canal de Isabel II, porque es mas blandito.
No sabía aquien preguntarle, así que está delujo la info.
Gracias!
Un saludo
Nati

Eynar Oxartum dijo...

Hola Nati, bienvenida al blog... ¡y a Tres Cantos!

Me alegro de haber resuelto tu duda. Como ves, correr por este carril bici es algo muy normal. Suele ser mejor ir por la izquierda por eso de que ves de frente a la gente que llega. Y si te gusta variar, desde Tres Cantos tienes un montón de caminos de tierra, ya hablaré de ellos en el blog.

¡Nos vemos por el carril!

Apie Yenbici dijo...

Gracias, en relación a esto podéis leer http://bandaancha.eu/tema/1694139/corredores-pie-vias-ciclistas-exclusivas-bicicletas-esta-prohibido-pista-bici-peatones-ciclos-carril-bici

Eynar Oxartum dijo...

Hola Apie Yenbici,

no vi tu comentario antes, disculpa si tardé tanto en admitirlo.

Sobre el enlace que comentas, es razonable para las vías ciclistas dentro de las ciudades, ya que los peatones tienen su acera. Pero en el caso que aquí se trata, los peatones no tienen otro lugar para circular. En la práctica, nadie va a decir nada si vas a pie por el carril bici que hay junto a la M607 (además de que, mientras no vayas en grupo ocupando ambos carriles, no creo que ningún ciclista se sienta molesto).