Nota: este es un blog personal sobre el carril bici que une Tres Cantos con Madrid y Colmenar Viejo.
Si llegaste aquí buscando un mapa de ciclabilidad de Tres Cantos, esto te puede interesar (realizado por la agrupación Enbicipor3cantos)

sábado, 15 de enero de 2011

Iluminación del carril bici Madrid - Tres Cantos - Colmenar Viejo

Hoy toca hablar un poco del carril bici en sí. Y es que siempre hay alguno que me pregunta que qué tal está iluminado, lo cual en invierno no es moco de pavo por aquello de que los días son más cortos.

Veamos una foto de una noche como otra cualquiera, poniendo el ISO al máximo que me deja Ceniciento (mi cámara):



Lo primero es decir que independientemente de la iluminación, uno tiene que llevar luces cuando el sol se pone. Es un buen hábito que no hace daño. Y es que vernos los unos a los otros nunca está de más. Además, por el carril bici hay corredores y paseantes (además de jabalíes), y aunque una minoría llevan luces por la cuenta que les trae, no es su obligación, sino la del ciclista, la de llevar luces. La obligación de corredores y paseantes es ir por la izquierda para ver de frente a las bicis.

Contado este rollo diré que la iluminación es desigual en el carril bici, y toda la que hay procede íntegramente de las farolas de la M-607 (si descontamos la Luna, que nos deleita con su plateada compañía durante los días que le corresponden, con el beneplácito de las nubes que pudieran aparecer). Esto trae una serie de consecuencias:

1) Lo bueno: que, dado que la M-607 está muy bien iluminada, una buena parte del carril bici está bastante bien iluminado. Ahora viene lo malo...

2) Puesto que en algunos tramos el carril bici se aparta ligeramente de la M-607, esas zonas tienen poca o muy poca iluminación (como por ejemplo la zona de las encinas de la mitad del camino).

3) Los túneles más largos del carril bici (especialmente los que hay entre Madrid y la UAM) son algo oscuros y uno llega a pensar que puede aparecerse el Coco en cualquier momento.

4) Algunas veces, por la razón que sea, las farolas de algunos tramos de la M-607 no funcionan. Uno teme por sus piños en estas ocasiones. Esto lo he observado especialmente en la zona de Tres Cantos (¡¡el que se haya apoyado sobre el interruptor que se aparte, leches!!). Cuando pasa esto, resulta muy incómodo, porque los faros de los coches deslumbran y uno tiene que ir con cuidado para no estamparse (por suerte es imposible que nos atropellen aquí).

5) El carril bici que bordea la M-616 (el que se bifurca a Alcobendas desde la UAM, para entendernos) no tiene tanta suerte como la M-607, y no tiene iluminación alguna, salvo excepciones como la zona de la rotonda de entrada a la UAM. cuando voy corriendo por ahí (es decir, a pie) me tengo que guíar con los faros de los coches que pasan para asegurarme de que no hay nada por el suelo. Menos mal que casi todo este carril está separado por un buen quitamiedos. A los conductores no sé, pero a mí sí que me quita el miedo.

En resumen, la mayor parte del carril bici podría hacerse sin necesidad de luces (que no, que no estoy animando a nadie a que no use luces, lo comento sólo para dar la idea). Sin embargo, debido a las zonas puntuales en las que la iluminación es mala, recomiendo llevar luces no ya para que nos vean, sino también para poder ver los obstáculos que pudiera haber. Aunque recomiendo que si tu luz es muy, muy potente, tengas cuidado de no deslumbrar a los ciclistas que vienen por el otro lado (me ha pasado en un par de ocasiones, y es realmente muy molesto). Los extremos son malos, ya sabéis.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Buenos dias, tengo una duda, yo querría ir a trabajar desde alcobendas a la UAM en bici y dado que hay 2 carriles bici para evitar coger ninguna rotonda cogería el que esta en el lado de la UAM y mi duda es,¿esos carriles tienen sentido obligatorio a favor del trafico o es una regla no escrita, o se puede coger el que mejor me convenga para mi destino? muchas gracia y un saludo